Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Lun Ago 31, 2015 3:56 pm.
Últimos temas
» Petición de personajes cannon
Lun Oct 28, 2013 12:58 am por Violette Stevens

» Winter Park foro rol [Elite]
Miér Oct 02, 2013 3:22 pm por Invitado

» Creando Mundos [Normal]
Jue Ago 08, 2013 10:30 pm por Invitado

» Luminiom Indocare [Élite]
Jue Ago 08, 2013 12:26 pm por Invitado

» Buck Tick Fans [Élite]
Jue Jun 20, 2013 10:50 pm por Invitado

» Lawless City- Afiliación élite
Mar Jun 18, 2013 7:26 am por Invitado

» Summer Forever (Elite) Nuevisimo!!!
Dom Jun 09, 2013 10:16 am por Invitado

» Forevermine ahora es Stand by me (foro rol de vampire diaries) ELITE
Lun Mayo 27, 2013 7:27 pm por Invitado

» The Fairy Tale Land {Afiliacion Elite }
Miér Mayo 08, 2013 10:03 pm por Invitado

JanePorter
BellaTravaglini
CeniVan Lindström
AnnelieseSchäfer
Hades










Licencia de Creative Commons
You are the Glow por Fairy Godmother se encuentra bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Cualquier intento de copia, plagio de algun contenido del foro sera denunciado a Foroactivo. Gracias a Google y Deviant art por las imagenes.

Jazz, risas, canticos y mágicos... así son los amanereces en Nueva Orleans (Rita)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Jazz, risas, canticos y mágicos... así son los amanereces en Nueva Orleans (Rita)

Mensaje por Dodger Hodges el Mar Nov 13, 2012 2:35 pm

Era temprano no más de las cinco o las cinco y cuarto de la mañana, el sol no había salido por el horizonte, pero poco le quedaba para que lo hiciese.
Me levanté de un salto, sin hacer ruido me puse la ropa que tenía más a mano, que a decir verdad, se trataba de una camiseta roida por los hombros y llena de suciedad, y unos pantalones que no se encaminaban muy lejos a la camiseta. Los demás miembros dormian placidamente, sonreí mientras salía de la guarida al tiempo que cerraba la puerta con sumo cuidado.

Los primeros rayos del sol empezaron a salir por el horizonte, y como cada mañana, puntual a mi hora me dirigía a ver los amaneceres, muy poca gente sabía de ese gusto tan peculiar y a la vez tan raro, pues ¿como a un ladrón le encantaba los amaneceres y los atardeceres? cuanto menos era curioso.
La musica comenzaba a sonar, la ciudad iba despertando, y camino a la playa algunas veces me paraba a bailar, otras a cantar, y muy de vez encuando le daba algún que otro penique al viejo del saxofón, ¿Qué sería la vida sin musica? Eso sí, nunca nunca me salía de mi camino que conducía a dicho lugar.

A ritmo de safoxones, trompetas y canticos llegué a mi destino, y como siempre estaba vacía. No sabía por que la gente jamás se detenía a ver la bonita estampa que cada mañana la ciudad le regalaba, además era gratis, tanto pobres, ricos, panaderos, como ladrones podíamos compartir algo todos los días.

Me senté en la arena, la brisa marina mecia mis cabellos, y el olor a mar... era lo mejor, sinceramente no podría vivir en otro lugar que no tuviera mar.
Las gaviotas revoloteaban por el cielo con su sonido peculiar mientras que las olas comenzaban a mojar las puntas de mis dedos,sonreí, estaba fría, pero era de esas pequeñas cosas en la vida que te hacían reir y disfrutar.

El sol, perezosamente comenzó a salir, iluminando poco a poco la playa, aunque cada mañana venía a este mismo lugar, cada amanecer me parecía distinto, diferente al anterior, aunque el sol y el lugar fuesen el mismo, para mí era diferente, eran mágicos.

Y al compás del sol los chiquillos comenzaban a salir a la calle, con sus risas y juegos, unos se dirigían a la escuela, otros a jugar, y los más inteligentes se sentaban en la arena observando al mismo lugar que miraba. Al horizonte.
avatar
Dodger Hodges

Mensajes : 22
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 10/11/2012
Edad : 22
Localización : In the streets of gold

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Jazz, risas, canticos y mágicos... así son los amanereces en Nueva Orleans (Rita)

Mensaje por Rita S. Lubeck el Jue Nov 15, 2012 1:12 am

Era una mañana hermosa, no hacía ni demasiado frío ni demasiado calor, y tan temprano era que el sol asomaba apenas sus primeros rayos. Éstos se colaban tranquilamente por las ventanas y cualquier ranura que encontraran en el "hogar" donde la pandilla dormía tranquilamente, o al menos la mayoría de ellos.
Rita, desde su cama, sentía cómo se iluminaba su rostro con la cálida luz natural. Como de costumbre, comenzó a dar vueltas, girando su rostro de un lado a otro e incluso intentando cubrirlo con uno o ambos brazos. Tenía muchas ganas de seguir durmiendo, pero ya le era imposible seguir haciéndolo. Se levantó con dificultad y observó todo a su alrededor, somnolienta y con la vista algo borrosa aún. Uno... Dos... Tres... Falta uno. Pensó al contar a sus amigos, pero no prestó mucha atención al darse cuenta quien faltaba, pues no le extrañaba que madrugara tanto.
Acomodó un poco su cabello de modo que no se vea tan alborotado, utilizando simplemente sus manos como cepillo. Refregó sus ojos, se acomodó sus viejos vaqueros y blusa, y salió tranquilamente sin hacer mucho ruido.

Aves volando de aquí para allá; perros por las calles, algunos callejeros, otros con sus respectivos amos; niños pequeños correteando y jugando; personas de notable clase alta presumiendo sus hermosas prendas; las tiendas comenzaban a abrir y, aunque se veía tentador ir por algo de desayuno, no sentía a su tripa rugir por ahora, así que sólo siguió de largo. Bueno... Creo que no hay mucho que hacer por ahora. Suspiró mientras caminaba sin ningún rumbo aparente, a paso lento y pesado todavía. Podía notarse que no había dormido mucho.
Divisó a dos niñas pequeñas jugando entre ellas con un par de muñecas de trapo, y se sentó bajo la sombra de un enorme árbol abrazando a sus propias piernas, sólo mirándolas con una leve sonrisa en el rostro. Le conmovían fácilmente. Cada tanto alguna se volteaba a ver a la morena con curiosidad, y ella sólo les respondía con una sonrisa amable o saludando con una de sus manos.

Al cabo de un rato ambas se retiraron, y Rita se puso de pie otra vez para continuar caminando, aunque ésta vez sabía perfectamente hacia donde quería ir. ¿Que mejor lugar que la playa? Siempre puede apreciarse una hermosa vista desde la costa, tal vez una de las mejores de Nueva Orleans, cualquiera podría decirlo.
No pasó mucho tiempo para que llegara, tan solo un par de minutos debido a que estaba ya bastante despierta. Apenas ingresó se dirigió a una zona con un par de rocas y se recostó sobre una de ellas con la espalda hacia arriba y, estirando sus brazos viendo hacia abajo, comenzó a revolver un poco la arena buscando alguna roca bonita o concha de mar, denotando cada vez mas su aburrimiento. Soltó un bufido quejándose, y apenas unos segundos después levantó la vista repentinamente, al notar una silueta la cual ya conocía. Una pequeña sonrisa se dibujó en su rostro, tal vez no iba a estar tan aburrida hoy. -¡Hey Dodg!- Exclamó mientras se acercaba por la espalda del muchacho para saludarle. -Vaya que madrugas... Que tal todo hoy?- Preguntó en tono relajado y dulce, un poco bajo, para luego sentarse a su lado corriendo las rocas que pudieran herirle.
avatar
Rita S. Lubeck

Mensajes : 14
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.