Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 42 el Lun Ago 31, 2015 3:56 pm.
Últimos temas
» Petición de personajes cannon
Lun Oct 28, 2013 12:58 am por Violette Stevens

» Winter Park foro rol [Elite]
Miér Oct 02, 2013 3:22 pm por Invitado

» Creando Mundos [Normal]
Jue Ago 08, 2013 10:30 pm por Invitado

» Luminiom Indocare [Élite]
Jue Ago 08, 2013 12:26 pm por Invitado

» Buck Tick Fans [Élite]
Jue Jun 20, 2013 10:50 pm por Invitado

» Lawless City- Afiliación élite
Mar Jun 18, 2013 7:26 am por Invitado

» Summer Forever (Elite) Nuevisimo!!!
Dom Jun 09, 2013 10:16 am por Invitado

» Forevermine ahora es Stand by me (foro rol de vampire diaries) ELITE
Lun Mayo 27, 2013 7:27 pm por Invitado

» The Fairy Tale Land {Afiliacion Elite }
Miér Mayo 08, 2013 10:03 pm por Invitado

JanePorter
BellaTravaglini
CeniVan Lindström
AnnelieseSchäfer
Hades










Licencia de Creative Commons
You are the Glow por Fairy Godmother se encuentra bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España. Cualquier intento de copia, plagio de algun contenido del foro sera denunciado a Foroactivo. Gracias a Google y Deviant art por las imagenes.

Olor a café # Anne.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Olor a café # Anne.

Mensaje por Axel S. Foster el Vie Ene 27, 2012 11:59 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Olor a café y la brisa caliente andaban en el cuarto ¿Quién demonios lo había puesto ahi? ... No ... Una mejor pregunta ¿Cuándo había acabado la fiesta? lo último que pasaba por la memoria era el simple hecho de ir a dar aquella fiesta, con la gente volviendose loca, como siempre sin duda había sido una exelente interpretación por parte de todos, sobre todo claro, aquel grupo de músicos dando un espectáculo increíble. Lo mejor que podría verse en varios siglos.

Alzar la cabeza y sentir un par de papeles sobre los pómulos y desprenderse de inmediato y al jugar con la mirada identificar que se trataban de unas partituras y el listado de canciones de la noche pasada. El café como era de esperarse se encontraba a escasos centímetros reposando y listo para ser tomado en aquel escritorio sobre el que reposaba el cuerpo inherte y como no, exhausto. Los párpados aún pesaban, toneladas podría jurar la vida en ello, tenía pocas ganas de salir sin embargo era preferente a estar escuchando una y otra vez la historia de la noche pasada después de todo !También había estado ahi! no culpaba a los otros integrantes la emoción aún les invadía bueno.. a todos, pero.. podría jurar que en ese momento no era como para estar escuchando simplemente, no estaba de humor.

Poco más de las nueve de la mañana, según el reloj que colgaba sobre el escritorio. El sonido del cantar de las aves fue el causante que despertará unos minutos atrás. Aquel asunto se vió despojado de la memoria y fue sustituido por el delicioso olor del café y sin más los labios llegaron hasta la taza dando un sorbo de aquel líquido caliente. Los minutos y las horas pasaron, finalmente el lujo de estar arreglado había culminado.


{...}



-Mierda... Dejé la guitarra.

Maldecir al ver que la herramienta esencial en la vida de Axel había sido olvidada en el castillo, más no obstante al menos tendría la oportunidad de "apreciar" alrededor. La caminata había sido placentera sin ninguna interrupción y sin ninguna molestia, un par de chicas se habían acercado con gran curiosidad, posiblemente una charla y una taza de café por la mañana no les vendría mal; poco fue su interés y sin más se convocó a continuar caminado.

Tras caminar un largo rato, la plaza había llegado al mapa de su destino. Ahí podría pasar aunque fuese un buen rato viendo a los niños jugar, quizá o simplemente ver a las personas caminar. Lo que fuera para distraerlo un rato estaría bien y más aún para ayudarlo a despojar el mal estar que aún culminaba con su cabeza a cada paso que daba; pues mucha había sido la bebida que había contemplado para la diversión.
avatar
Axel S. Foster
Conde de Ataúlfo

Mensajes : 41
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 25/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


Re: Olor a café # Anne.

Mensaje por Anneliese G. Schäfer el Dom Abr 01, 2012 3:03 am

-Por supuesto que entiendo a que se refiere. - Anneliese asintió con la cabeza al escucharlo. ¿Qué si no sabía a qué se refería? Por supuesto que lo sabía. Estaba acostumbrada a recibir en aquellas fiestas y reuniones, infinidad de halagos, muchos de los cuales eran una clara muestra de hipocresía. Pocas eran las veces en las que alguien la halagaba con sinceridad y si ese era el caso, el halago era algo muy valioso para ella. Si, para muchos podría ser algo sin importancia pero la castaña había aprendido a valorar cosas tan insignificantes como un simple halago, así como solía valorar cosas que para muchos, no significarían absolutamente nada. De nuevo enarcó una ceja al notar como resoplaba.
-Me hace dudar si mis halagos son bien recibidos o no… - Sonrió de medio lado mientras lo observaba detenidamente. No estaba segura si le causaba gracia la forma en la que se estaba dirigiendo a él o si en verdad creía que como muchas chicas solían hacer, lo halagaba con la finalidad de llamar su atención y quedar bien delante de él. Pero se equivocaba, tendría muchos defectos, pero la castaña no solía ser hipócrita con las personas que eran de su agrado y debía admitir que Axel le gustaba, y le gustaba mucho.

-Es espantoso. Generalmente vengo acompañada de mi padre pero me siento más sola que nunca. – Torció los labios en señal de desaprobación. Si por ella hubiera sido, cada fiesta hubiera ido acompañada de alguna amiga o en dado caso de algún amigo, pero en primer lugar muchas de sus amistades no eran bien vistas por su padre y amigos no podía presumir que tenía muchos, así que con los años había aprendido a resignarse y procurar asistir de buena gana. En las últimas fiestas todo había empeorado ya que con su reciente compromiso debía de asistir con Aldric, quien no podría ser más amargado porque simplemente ya no existía otro nivel de amargura posible. –Creo que he tenido malas experiencias con condes borrachos. – Sonríe divertida, aunque aquel recuerdo todavía le daba escalofríos y en aquel momento no le había parecido nada divertido tener que atravesar por una situación como aquella.

De nuevo una sonrisa divertida, iluminaba el rostro de la ojiazul al notar todos los gestos del pelinegro. No daba crédito a que hubiera un chico capaz de dramatizar una situación de aquella manera.
-Por supuesto que lo sé. Me alegra saber que mis intenciones han quedado perfectamente claras. – La risa de Axel era contagiosa por lo que no tardo en reír ella también. Si algo le encantaba a Anne, era poder mantener una conversación sin formalidades y poder pasar un rato agradable. Ahora comenzaba a agradecer por su torpeza y por haber chocado con el pelinegro, de lo contrario hubiera tenido que pasar una amarga y solitaria noche. –Tiene razón, pero comienzo a arrepentirme de haberlo corrido. – Comentó con cierto tono trágico, imitando los gestos de él. A consecuencia de la brisa que parecía helarse más por cada minuto que pasaba, sintió un ligero escalofrío. -¡Oh no! No se moleste, no quiero que pase frío por mi culpa. - Exclamó al notar cómo se quitaba el saco y se acercaba a ella con intenciones de ponérselo. Su respiración comenzaba a ser algo entrecortada al notar cómo se acercaba a ella y parpadeó un par de veces sin despegar su mirada del conde. Otro escalofrío la recorrió de pies a cabeza cuando se pasó el saco y lo colocó sobre sus hombros y estaba completamente segura que este no se debía al frio.
-Esta… esta perfecto. – Murmuro agradecida, intentando que su mirada se perdiera en algún otro lado, pero era inevitable no perderse en aquellos ojos azules.

¿Acaso el rostro del pelinegro denotaba abatimiento por enterarse de su compromiso? No estaba segura y quizás se tratara de otra idea fantasiosa de la castaña, pero por su nueva expresión, podría haber jurado que aquella idea del compromiso había decepcionado a Axel. Sonrió, pero no fue una sonrisa cargada de alegría y luz, sino se trataba de una sonrisa triste. Siguió con la mirada al joven, quien se dirigió a la fuente e introdujo su mano en esta. Gracias al impacto se había quedado sentada en el suelo, angustiada por la ausencia de aquella joya que era una completa maldición para ella. Sintió el cálido contacto de la mano de Axel sobre la suya. Suspiró al notar como lo colocaba en el lugar debido. Por unos segundos contemplo el hermoso brillo de aquel diamante. –Lo odio… - Murmuró mientras se fijaba en la mano de Axel, todavía sujeta a la suya. –Si por mi hubiera sido, lo hubiera dejado en el fondo de la fuente. – Para ella un compromiso significaba motivo de alegría, pero ¿cómo alegrarse si se odiaba al hombre con el que debía de casarse? Ni tan siquiera sentía cariño por él, así que era muy poco probable que llegara a enamorarse de un ser tan detestable como Aldric. Gracias a la mano y apoyo de Axel, se incorporó de nuevo algo tambaleante, por lo que con su mano libre se sujeto del brazo del pelinegro. –Lo siento. – Murmuró sin soltarse de él. No quería soltarse realmente…




Anne:
avatar
Anneliese G. Schäfer
Condesa de Lohr

Mensajes : 66
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/12/2011
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Olor a café # Anne.

Mensaje por Axel S. Foster el Mar Abr 03, 2012 7:41 am

-Son bien recibidos, créame que si. -Se apresuró a decir el pelinegro, bueno su comportamiento no era del todo correcto para recibir los halagos de la chica pero ¿Cómo se suponía que debería de actuar? jamás, como bien se dijo antes, había estado en alguna situación así. No por más de cinco minutos. -Es solo que no sé como recibir los halagos, mucho menos viniendo de una bella dama.- La observó, encogiéndose en hombros solo para marcar con un pequeño ademán, ligero, lo que recientemente había dicho.

Dio un chasquido en su boca, evidente desaprobación al escuchar la compañía de la chica, no más bien el resultado de quedarse sola. Y nuevamente, un halago comprometedor se quedó al asecho en la cabeza del pelinegro por lo que retomó la poca cordura que tenía para así simplemente comentar: -Oh.. Bueno, nunca es malo socializar un poco. -Así como hacían en esos momentos ambos, simplemente socializaban ¿Coqueteaban? Bueno si hablar de halagos y fiestas no pasaba a un segundo plano, entonces no lo hacían. Posiblemente triste, posiblemente irónico para Axel aquella situación pero al mismo tiempo cómoda y ambiguo el ambiente, le agradaba. No precisamente en la posición en la que estaba con ella, más bien... Le agradaba pasar cada momento que fuera posible con Anne. -Siendo el caso, quizá un par de fiestas más aquí en Ataúlfo y le prometo que tendrá una buena.- Complementó aquello con un guiño travieso. Sus palabras veredictas no dudaba que él mismo fuera partícipe de aquella situación por lo que al final incluso sería cómica en caso de que pasara.

-Más claras que el agua. -Contempló aún con aquella sonrisa que parecía dueña de sus labios en esos momentos, con aquel pequeño brillo que aún denotaba en su cristalina iris ¿Enamoramiento? No, pero si atracción de basta magnitud que sentía que iba siendo cada vez más a medida que pasaban los segundos con ella precisamente, ya había llegado al punto en el que los deseos del pelinegro era poder tener a la chica en sus brazos lo único más cercano que podría llegar a tener sería aquel contacto y clara excusa del abrigo. -No se preocupe, uno está acostumbrado a el clima de Ataúlfo. Grosería sería si no puedo hacer algo para evitar que usted pase frío.- Hipnotizado por los ojos de ella, una llamarada en su pecho sintió encenderse con intensión de causar revuelo en los sentidos de Axel, no permitiría que aquella situación dentro de él se expusiera fácilmente, en verdad había algo de Anne que estaba matando a Axel por dentro. Sonrió y asintió al escucharla, ni una palabra fue capaz de salir de los labios del chico, no podía, estaba aún hipnotizado por la belleza de la chica, en verdad para ojos de él era diferente a las otras tenía realmente atributos diferentes, la veía inalcanzable.

"¿En verdad Axel? ¿En verdad te has aferrado de una mujer comprometida?" Molesta aquella voz en su cabeza, nuevamente comenzó a hacer eco dentro de su mente sus palabras rebotaban una y otra vez en su cabeza; que podía hacer realmente el conde. Apenas habían pasado menos de seguro unas pocas horas que conoció a la chica no tenía la confianza de decirle alguna tontería o hacer alguna estupidez, además ¡Estaba comprometida! Realmente aquello sería un gran problema para Axel, no por el compromiso directamente, ahora había provocado que aquel plano inalcanzable en el que se encontraba la chica subiera a uno imposible, o algo así, como resultado dejaría que el pelinegro sintiera aún más el deseo de poder estar con ella. "Ya cállate" pensaba una y otra vez, diciéndose y obligándose a si mismo a comportarse. De alguna forma u otra el trato con la chica podría cambiar, las bromas cesarían ya y tendrían otra intensión. Bueno ¿Qué? El pelinegro sabía cual y como funcionaba el respeto hacia las personas que estaban condenadas a terminar con alguien así fuera por verdadero amor o por simple deseo político ajeno; contradictorio, esa era la descripción exacta de la mente de Axel en esos momentos. -Si no tiene deseos de casarse, no lo haga. -Soltó sin más, con poco tacto y quizá con mucha confianza; no se arrepentía, una de las pocas cosas o muchas que podía odiar de la educación en la nobleza era el no poder expresarse como cual pasan las palabras en su cabeza. Contempló a la chica mientras en movimiento torpes intentaba ayudarla a parar, sorpresa fue cuando tambaleó la chica y dejó aquella distancia tan corta en ellos y tan peligrosa al mismo tiempo. -¿Está bien? - Susurró, sin poder despegar su mirada de sus ojos, no si lo hizo por unos segundos se colocó sobre sus labios, en aquella fina comisura labial. No se entrometió demasiado con ellos, pero sabía que lo deseaba en esos momentos. No pensó, se aventuró y así con sigilo se acerco a ellos, besando a Anne aquella chica que había conocido apenas hace unas horas y había logrado lo que muchas querían pero nadie triunfaba.
avatar
Axel S. Foster
Conde de Ataúlfo

Mensajes : 41
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 25/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Olor a café # Anne.

Mensaje por Anneliese G. Schäfer el Miér Abr 04, 2012 3:03 am

-Eso espero, de lo contrario, deberé retirarle la palabra. – Sonríe con cierta suficiencia al ver que se apresuraba a responder. Obviamente el comentario no era malintencionado, eran comentarios en broma y el pelinegro le seguía siempre el juego, al igual que la castaña hacía cuando él se dirigía a ella en broma. Era increíble lo fácil que le resultaba entablar una conversación con Axel y le sorprendía el hecho de poder responder con bromas, como si de un amigo de toda la vida se tratase. No solía ser tan abierta con las personas, mucho menos con los chicos, pero quizás la personalidad tan alegre del pelinegro había logrado que Anne se sintiera cómoda a su lado. Estuvo a punto de responder pero su lengua pareció trabarse al mismo tiempo que sus mejillas de nuevo se sentían calientes.
-Si usted no lo sabe, créame que mucho menos yo… - Murmuró mientras miraba la punta de sus relucientes zapatillas.

Una sonrisa divertida se dibujo sobre sus labios al notar la desaprobación del pelinegro al haber mencionado su divertida compañía para todas las fiestas.
-Claro que no es malo, al contrario, eso es lo que debería hacer siempre. – Se muerde el labio inferior. –Pero creo que soy pésima cuando se trata de entablar relaciones con desconocidos. – Se encoje de hombros y suspira, ya que aunque a través de los años había intentado solucionar este pequeño problema, nunca había dado resultado así que prefería esperar a que alguien se acercara a tener que ser ella la que tuviera la iniciativa. Su padre nunca se había dado, ni se daría cuenta que hacerle miserable la vida a su hija simplemente había logrado hacerla insegura de su misma y esto se veía reflejado al momento de “socializar”.
-Bueno, pues si usted se ofrece a escoltarme a esas fiestas, entonces asistiré encantada. – Comentó con una pequeña sonrisa. –Aunque… ¿usted no será el conde borracho que me acose durante la velada cierto? – Lo miro algo recelosa, pero era claro que la castaña estaba bromeando. Dudaba mucho que aquel pelinegro fuera a hacerle daños, pero ¿cómo estaba tan segura de ello? Quizás ese sexto sentido que muchas mujeres tenían era el que le indicaba a Anne que no debía temer y que Axel era una persona digna de su confianza. O también cabía la posibilidad de que Anne estuviera totalmente perdida e hipnotizada por aquellos ojos azules.

-Entonces me sigo preguntando por qué no se ha ido… - Murmuró como si hablara para ella misma, pero con la intención de que la escuchara. Acto seguido su risa inundó el jardín. Se sorprendió a si misma ya que no recordaba exactamente cuando había sido la última vez que había reído tanto y había estado tan contenta. Aquel pelinegro comenzaba a convertirse en un imán para sus ojos ya que no podía despegar la mirada de él. Suspiró mientras sentía el suave roce de las manos del joven contra sus hombros desnudos. Sonrió agradecida y se cruzó de brazos. –Es usted muy amable. – Hizo una pequeña reverencia en señal de agradecimiento. –Yo debería aprender a no dejar mi abrigo en lugares que recién conozco para no tener que hacerle pasar frío a jóvenes tan educados como usted. – Comentó mientras se retiraba un rizo de la cara y lo colocaba detrás de la oreja. Se percató de cómo la miraba y comenzó a jugar nerviosa con sus manos. -¿Pasa algo? – Murmuró sin despegar sus ojos de los ojos del pelinegro. Sentía un curioso hormigueo recorrer sus manos y si estómago y no estaba segura de lo que estaba sucediendo y mucho menos entendía porque se estaba sintiendo de aquella forma. Era algo que nunca le había pasado, pero no podía negarlo… le gustaba.

Había algo en la forma en que la miraba y no sabía que era. A Anne le hubiera encantado en aquellos momentos poder leer la mente de Axel y saber que era lo que cruzaba por su mente que lo mantenía agobiado. ¿Era agobio realmente lo que percibía? De nuevo sus manos se movían con nerviosismo y había procurado desviar la mirada pero la frase del pelinegro la obligó a mirarlo de nuevo.
-Ojalá fuera así de fácil. – Comentó con tristeza. Claro que no quería, estaba negada a pasar el resto de su vida a lado de un sujeto de la calaña de Aldric. –Créame que no quiero, se que sonará algo drástico, pero he pensado en huir, ¿sabe? – Arrugó la nariz. No sabía siquiera porque le confesaba aquella idea tan descabellada que se le había ocurrido desde que la habían obligado a comprometerse. ¿Fugarse sería la solución? Era la única forma coherente que encontraba para poder librarse de aquella pesadilla. Parpadeó un par de veces y se encontró muy cerca del rostro de Axel. –Sí, estoy bien… Discúlpeme… - Su mano seguía sujeta con suavidad en el brazo del joven y a sus ojos les fue inevitable perderse en otro lugar que no fueran los hermosos ojos azules de Axel, los cuales se encontraban peligrosamente cerca de ella. Fue tan repentino que sus ojos se abrieron al sentir como sus labios tenían contacto con los de ella. La estaba… ¿besando? Sabía que estaba mal, demasiado mal, pero su cuerpo pareció reaccionar solo y antes de lo esperado ya estaba correspondiendo con dulzura aquel beso. Sentía el extraño hormigueo recorrerla de pies a cabeza y una felicidad inexplicable. No entendía como si llevaba tan poco tiempo de conocer a Axel, había esperado aquel momento casi imposible con tantas ansias, una espera que le había parecido una eternidad.




Anne:
avatar
Anneliese G. Schäfer
Condesa de Lohr

Mensajes : 66
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/12/2011
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Olor a café # Anne.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.